Manual de comportamiento ciudadano: Cómo evitar robos en la calle

Los tirones de bolso a plena luz del día, la desaparición de billeteras en locales llenos de gente o los robos de llaves y carteras en gimnasios están a la orden del día. Muchas veces no nos queda otra que asumir lo que ha ocurrido y pensar que nos tenía que pasar y punto, sin embargo, en la gran mayoría de los casos, estos hurtos se podrían haber evitado si la persona hubiera llevado a cabo un comportamiento conveniente con unas normas de seguridad adecuadas.

Desafortunadamente, los humanos, pese a que escuchamos numerosas noticias de robos que ocurren en nuestra ciudad, seguimos cometiendo los mismos errores. Andar despistados pensando en las musarañas, con una mano en el teléfono y con la otra zarandeando el bolso o maletín es uno de los fallos más graves que cometemos en cuestión de seguridad en la calle. Los ladrones aprovechan siempre cualquier descuido para fichar a una víctima y hacerse con su cartera, llaves de casa, documentos de interés, etc. Por lo tanto, si queremos evitar disgustos tenemos que caminar por la calle siempre atentos y protegiendo bien nuestros objetos de valor.

medidas de seguridad por la calle

Otro gran error que cometemos en cuestión de seguridad es colocar el bolso/cartera/maletín en el asiento del copiloto y conducir con las ventanillas bajas. Los ladrones aprovechan los semáforos, frenazos o aparcamientos para insertar la mano y llevarse todo aquello que está a la vista.

Además, siempre en relación con el coche, lo mismo ocurre con mostrar todos aquellos objetos que llevamos en el maletero. Es recomendable que si vas a viajar con mucho equipaje y necesitas realizar alguna parada para descansar en algún autogrill que no muestres todo aquello que llevas contigo.

Por otro lado, como cerrajeros que somos, destacar que siempre que os roben las llaves de vuestra vivienda es imprescindible que cambiéis la cerradura de vuestro hogar, nunca sabéis en qué manos han podido caer esas llaves y, por supuesto, no tardéis más de un minuto en llamar a una cerrajería experta en cuanto os percatéis que tanto vuestras llaves de casa como vuestro DNI donde se señala vuestro domicilio han desaparecido.