¿Qué es el escudo de una cerradura y para qué sirve?

El escudo es una de las piezas más necesarias para la seguridad de una puerta ya que es el primer elemento que sirve de barrera para salvaguarda una cerradura.

Para aquellos que no sepáis lo que es el escudo, es una pieza metálica que se ubica en la parte exterior de una puerta, concretamente, en la zona del bombín (mecanismo que mueve los cierres de una cerradura al introducirse una llave).

La función principal de un escudo es proteger el bombín, imposibilitando que se pueda atascar. Dependiendo del tipo de escudo y de sus características, el escudo pude incluso llegar a proteger el bombín de agresiones externas y de posibles forzamientos. Por ejemplo, vamos a ver algunos métodos que utilizan algunos ladrones para forzar bombines y entrar en propiedades privadas.

seguridad en las puertas

 

Extracción del bombín

Este método consiste en partir el bombín por la mitad para, a continuación, poder extraerlo. Para ello, se utilizan herramienta como tornillos y extractores que permiten enganchar el bombín para, más tarde, tirar de él. Sin embargo, instalando un escudo se puede evitar que los amigos de lo ajeno utilicen esta técnica.

Fresado o taladrado del bombín

Otro modo que emplean los ladrones para forzar las cerraduras de una vivienda o propiedad es el de fresar o taladrar el bombín de una puerta para acabar con todos aquellos mecanismos que mueven los cierres de una cerradura. Una vez más, un escudo puede dificultar notablemente que se realicen este tipo de métodos.

Apertura por bumping o ganzuado del bombín

Por último, destacar que las bandas organizadas de ladrones también utilizan el método bumbing para forzar bombines y manipular los sistemas de bloqueo.

Como podéis ver existen diversas formas de forzar una cerradura, si queréis evitar robos y, sobre todo, queréis reforzar la cerradura de vuestra puerta lo más recomendable es acudir a un cerrajero profesional para instalar un escudo y que proteja la cerradura de la puerta.