Sistemas de seguridad

Tipos de bombillos más habituales

bombillos de alta seguridad

En otro post del blog hablamos de los tipos de cerradura de embutir que podríamos encontrar y que era muy habitual confundir la cerradura con el bombillo, por los que vamos a hablar en este caso de algunos de los diferentes bombillos.

Primero deberemos saber que el bombillo, se llama de diferentes formas, como: bombín, bombillo o cilindro, por lo que si escuchamos algunas de estas 3 palabras realmente se están refiriendo a lo mismo, y lo segundo que debemos conocer, es exactamente ¿qué es ?, pues muy sencillo no es más que un objeto que sirve de mecanismo para el funcionamiento de la cerradura ayudados de una llave, y aunque existen multitud de tipos de bombines vamos a presentar algunos de los más comunes:

 

Bombillos de serreta o estándar: Su nombre se debe a la forma de su llave que recuerda a una pequeña sierra. Los bombillos de serreta, cuentan con diferentes pitones con diferentes alturas (normalmente 5), que hace que los dientes de la llave encajen perfectamente. Estos bombines se pueden amaestrar para así poder abrir con la misma llave.

Ventajas de los bombillos de serreta:

  • Son de bajo coste, por lo que podremos elegirlos si tenemos un presupuesto ajustado
  • Ideal para puertas interiores, o puertas que no precisen un extra de seguridad
  • Copias económicas: si necesitamos hacer copias el precio es más barato que de un bombín de seguridad.

 

Bombillos de seguridad o llave de puntos: El nombre de este bombillo viene dado por las pequeñas hendiduras en forma de puntos que tiene la llave. Existen multitud de marcas que ofrecen bombillos de seguridad con llave de puntos, no obstante vamos a describir las principales ventajas que tienen algunos de ellos.

 

  • Cuentas con sistema anti-bumping, por lo que ante robos por este procedimiento este tipo de bombillo será totalmente impenetrable.
  • Anti-ganzúa: Debido a la especialización de los ladrones a la hora de abrir las puertas con el mayor sigilo posible, ha hecho que surjan bombillos, imposibles de abrir con ganzúa especializada.
  • Anti-taladro: Teniendo en cuenta que un bombillo puede ser taladrado en unos 10 minutos, hay que tener muy en cuenta esta ventaja ya que nos protegerá ante este tipo tan común de robo.
  • Bombillos de acero: En los casos de este tipo de bombillo, hace que sea imposible su rotura, de ninguna forma, por lo que debido a que la apertura por rotura es de las más habituales este tipo de bombillo ofrece un valor añadido muy importante.
  • Amaestramiento: Frente al bombín de serreta, el bombillo de puntos es mucho más recomendable para el amaestramiento debido a su robustez y a la ausencia de la serreta.

 

Bombillos de alta seguridad: Estos bombillos son recomendables para quien busca una seguridad completa, normalmente este tipo de bombillos va acompañado por una puerta acorazada. Estos bombillos cuentan con todas las ventajas anteriormente descritas.

 

Cerraduras de Embutir

 cerraduras y sistemas de alta seguridad

El concepto de cerradura se ha ido distorsionando con el paso del tiempo, ya que se a fusionado con el concepto de bombillo y se han unificado en una sola palabra, así cuando un cliente quiere hacer alusión a un bombillo, habla de cerradura, cuando realmente son partes totalmente diferentes. En lineas generales la cerradura es el mecanismo interno que que hace que podamos abrir o cerrar la puerta, y habitualmente esta cerradura cuenta con un bombillo, aunque no siempre es así existiendo otras cerraduras con gorjas cuyo mecanismo es diferente y el cual no dispone de bombillo. Aunque también existen cerraduras de sobreponer, en este caso vamos a centrarnos en las de embutir ya que suelen ser las más comunes, sobre todo en los últimos tiempos.

A continuación vamos a explicar diferentes tipos de modalidades de cerraduras embutidas que podemos encontrar:

Cerradura de latón o cromo con mecanismo con manilla y llave: Suele ser la más sencilla, cuenta con un resbalón y un cierre de 2 vueltas, ocupa el espacio central de la puerta y es de un corto tamaño, se puede colocar un bombillo cilíndrico normalmente la llave asociada es una llave de serreta por lo que ofrece mucha menos protección que una llave de puntos. No se suele utilizar para puertas principales, sino para puertas secundarias que no necesitar una seguridad extra.

Cerradura con bulones de acero: Estas cerraduras son las más utilizadas para puertas de entrada, debido a que dotan de mayor seguridad a la puerta, gracias a los 4 bulones de acero, que se accionan con una llave sobre un bombillo cilíndrico, en este caso a diferencia de la cerradura anterior, si que se suele colocar junto con un bombillo de puntos de seguridad.

Cerradura con resbalón con anti-tarjeta: Además del mecanismo anti-tarjeta que evita la apertura cuando la puerta no está cerrada con llave, puede contar a su vez con escudo anti taladro de acero en el bombillo e incluso placa de acero lateral.

Cerradura sin bombillo: Este tipo de cerradura se utiliza cuando debido a las características de la puerta no es necesario la posibilidad de abrir con llave, por lo que únicamente cuenta con un resbalón accionado con una manilla a ambos lados o unicamente en uno de los lados

Cerradura con mecanismo de gorjas: Este tipo de cerradura se utiliza cuando se quiere conseguir un mecanismo a través de la apertura mediante gorjas, por lo que este es el caso en el que no se utiliza bombillo.

Cerradura de embutir multipunto: También llamada multipuntos, su composición es de acero y cuenta con mecanismo basculante en 8 puntos que se acciona mediante la llave central que en este caso será de puntos. Esta cerradura, tiene la característica de dotar de una gran seguridad debido a que su lateral esta muy protegido, no obstante en contra partida si se produce un forzamiento por la llave como es sistema bumbping, se abre automáticamente todo el mecanismo de la cerradura.